Skip to main content

Full text of "Recursos para la Escuela Sabatica (2do. Trimestre 2008)"

See other formats


La gloria de 

ESUS 



TODAVÍA TOCA LOS CORAZONES 







RoyAdams 



Recursos Escuela Sabática 

II Trimestre de 2008 

Libro Complementario 

La gloria de Jesús 

Todavía toca los corazones 

IQuf, /íd<zm¿ 

Introducción 



Sobre qué estás escribiendo? — La pregunta me la hizo un compa- 
ñero de trabajo, refiriéndose a este libro, cuando todavía estaba en 
proceso. 

— Es acerca de Jesús — le respondí. 

Y fue entonces cuando noté en su rostro una expresión inquisitiva que inmedia- 
tamente se reflejó en el rostro de todos los demás que estaban en la misma ofi- 
cina. 

"¿Acerca de Jesús?" Era la pregunta que no habían llegado a expresar, pero 
que se veía claramente en sus rostros. 

¿No es un tema demasiado amplio, como escribir sobre "el universo y todo lo 
que hay en él"? Y, además, ¿qué puedes decir acerca de Jesús que todavía no 
se haya dicho? 

Es el problema que enfrenta todo aquel que intenta tratar un tema tan monu- 
mentalmente popular como este: "Jesús". Y desde el principio decidí que, a pe- 
sar de sus peligros y sus escollos, permitiría, sencillamente, que los Evangelios 
(y la Biblia como un todo) me hablaran, confiando en que lo harían de tal modo 
que yo lo experimentara en una forma diferente, aunque fuera ligeramente, a 
como otros lo habían experimentado. 

De modo que, en vez de reciclar lo que otros han dicho acerca de Jesús, decidí 
enfocar el tema de forma diferente. Este pensamiento vino inmediatamente a 
mi mente: ¿Por qué no lees simplemente los Evangelios en el contexto del resto 
de las Escrituras y permites que su mensaje te hable de nuevo? Y eso es lo que 

© Recursos Escuela Sabática 



usted tiene aquí, espero; cosas directas, sencillas, procedentes del corazón, mi 
propia lectura de los Evangelios, mis propias reflexiones. 

Por supuesto, no podría poner mi mente como una tabula rasa, no podría des- 
hacerme de los pensamientos que ya estaban allí, ni tampoco puse ninguna re- 
sistencia a la inclusión de ideas que provenían de mi lectura diaria sobre otros 
temas mientras trabajaba en el manuscrito, o de la miríada de otras interaccio- 
nes que tengo con la vida que me rodea: conferencias, sermones, noticias, pe- 
riódicos, todo. Lo que traté de hacer, en la medida en que esto es posible, fue 
proceder como si no existieran los millones de libros que ya existen sobre este 
tema, ni siquiera permitirme releer El Deseado de todas las gentes, ese clásico 
de clásicos, escrito por Elena G. De White acerca de Jesús. 

Usted encontrará, por supuesto, citas de ese libro (y otros escritos de Elena G. 
de White) en LA GLORIA DE JESÚS, pero son referencias de materiales que ya 
están en mi memoria operativa, y que me vinieron a la mente mientras escribía. 
Lo mismo es cierto de otras citas que usted encontrará en todo el libro: ideas 
que ya están en mi archivo mental, y que después de usarlas, tendré que reco- 
nocer su origen apropiadamente. 

Por tanto, este no es un libro "erudito". No encontrará "grandes nombres" por 
todas partes, ni un despliegue de expresiones técnicas o extensas notas a pie de 
página. Lo ofrezco, más bien, en la creencia de que debiéramos dejar espacio 
para escuchar simplemente al texto nosotros mismos, sin el excesivo bagaje de 
lo que todos los demás han dicho, por brillantes que sean. Y si alguna aguda 
mente teológica detecta algunas fallas, errores, o alguna conclusión atípica aquí 
y allá, como resultado de este enfoque, ¿no debiera ser parte del precio que pa- 
gamos al comprometernos personalmente con el texto? 

Sin embargo, este método ya me produjo frustraciones. Continué trabajando en 
los Evangelios, incluso después de terminar el manuscrito, y ya sin espacio pa- 
ra añadir materiales adicionales, y cada día encontraba nuevas ideas que no se 
me habían ocurrido antes clamando por ser incluidas. Marcos 12 fue uno de 
esos textos que se me insinuaba hasta el mismo día que estaba escribiendo esta 
introducción (que, en este caso, fue escrita al final). ¿Por qué, quería saber 
Marcos 12, no me incluyes en el capítulo 4, sobre "la sabiduría de sus enseñan- 
zas"? 

Después de todo, Marcos 12 nos proporciona un marco perfecto para observar 
en acción la sabiduría de las enseñanzas de Jesús. Aquí encontramos, por ejem- 
plo, a los dirigentes judíos, escuchando embelesados la parábola de Jesús acer- 
ca de los labradores malvados. Solo cuando terminó procuraron prenderlo 

© Recursos Escuela Sabática 



"porque entendían que decía contra ellos aquella parábola" (versículo 12). Lo 
habían sabido desde el principio, pero la historia era tan interesante, tan cauti- 
vante, que no quisieron interrumpirlo. (¡Quién no quisiera enseñar como 
Jesús!) 

La declaración: "Dad a César lo que es de César, y a Dios lo que es de Dios", 
que se encuentra en el corazón del capítulo 12 de Marcos (véanse versículos 
13-17), se ha convertido en una frase célebre en todo el mundo, en boca de 
cristianos y no cristianos por igual. Pero por sencilla y lógica que nos parezca 
ahora, fue utilizada por Jesús en respuesta a una pregunta muy delicada, dejan- 
do a quienes se proponían atraparlo, "maravillados". En Marcos 12 Jesús tam- 
bién responde preguntas acerca del matrimonio (versículos 18-27), y acerca de 
cuál es el mandamiento más grande en la ley (versículos 28-31). Derrotados 
por su asombrosa sabiduría, sus detractores pasaron del asombro (versículo 17) 
al silencio: "Y ya ninguno osaba preguntarle" (versículo 34). 

Hay demasiadas cosas que no es posible cubrir en las páginas que siguen. En 
mi estudio tengo notas y memorandos esparcidos por todas partes, recordán- 
dome qué más me gustaría incluir si el espacio lo permitiera. Este libro, prepa- 
rado en medio del tráfago producido por trabajos que debía entregar en fechas 
fijas y otras muchas presiones, internas y externas, ha llegado a tomar su forma 
final gracias a la maravillosa gracia de Dios. Y mi oración es que esa misma 
misericordia acompañe al lector mientras lee las reflexiones que siguen. 



© Recursos Escuela Sabática 



© Recursos Escuela Sabática 



LA GLORIA DE 

Jesús 

TODAVÍA TOCA LOS CORAZONES 



Ante el Personaje que inició la historia, la dividió en un 
antes y un después y la culminará, no basta con tener opi- 
niones, hay que tomar decisiones. 
Tanto si tú ya las tomaste, o si estás en ello, o si ni tomaste ni 
has pensado en tomar alguna, abre las páginas de este libro que 
tienes en tu mano y te asombrarás al descubrir: 



♦ La fascinación de Jesús 

♦ El misterio de su deidad 

♦ La realidad de su humanidad 

♦ La sabiduría de su enseñanza 

♦ La maravilla de su obra 

♦ El desafío de sus dichos 

♦ El rompecabezas de su conducta 



♦ La intensidad de su marcha 

♦ La ternura de su amor 

♦ La muerte de Jesús 

♦ El poder de su resurrección 

♦ El ministerio sumosacerdotal 
de Jesús 

♦ ¡Que viene por nosotros! 



Roy Adams es un caribeño que lleva en su sangre la pasión por 
Jesús y sabe transmitirla. En esta obra realmente original y única, 
escrita en un lenguaje ágil y moderno, nos hace reflexionar sin 
presiones ni chantajes morales para que encontremos al verdadero 
Jesús. 

Roy Adams es editor asociado de la Adventist Review y autor 
de libros tan interesantes y conocidos como El Santuario. 



!SBN 978-987-567-388-5 





9II789875II673885I